El césped debe estar bien cuidado, sano, nutrido y libre de yuyos y pestes. El primer paso es nivelar el terreno: rellenar los pocitos con una mezcla de tierra y arena en partes iguales y en pequeñas dosis; luego cortar parejo. Si está ralo, con poco pasto o con manchones de tierra, es el momento indicado para plantar gajos de kikuyo, una variedad muy vigorosa.

Si opta por poner panes, primero fijarse qué tipo de sol tiene su jardín (kikuyo es para extrema luminosidad y gramillón para media sombra). Enseguida, fertilizar con Triple 15, un agroquímico que se desparrama al voleo sobre suelo húmedo una vez a comienzos de la primavera (calcular 50 g cada 100 metros cuadrados de jardín). Regar enseguida en abundancia. Jamás al mediodía porque se quema; lo más conveniente es por la mañana o a partir de la caída del sol.

La poda, una actividad zen

Es una de las tareas más difíciles y requiere de mucha prudencia. Existen dos tipos: de limpieza, para eliminar ramas muertas o secas entrecruzadas que dan un aspecto desprolijo y, de formación de un arbusto, que consiste en eliminar selectivamente las ramas hasta conseguir la forma de una copa de champagne (el medio debe estar siempre lleno). A los pensamientos y petunias podar los un tercio de la punta hacia adentro. Para prolongar la floración de violas, pensamientos y petunias, podar un tercio del tallo. A los rosales, quitarles únicamente las flores marchitas. Si las hortensias no fueron podadas, hacerlo ya porque estamos en tiempo de descuento.

A remover los canteros

Indispensable tener la tierra muy aireada. Limpiar, remover y agregar fertilizantes que aportan los nutrientes indispensables. Para azaleas, hortensias o magnolias, incorporar turba que aporta la acidez necesaria. Para mujeres impacientes, comprar en los viveros plantines con copetes, pensamientos y petunias en flor.
Nocaut a las plagas

Para combatir a los grillos topos que dejan una montañita de tierra seca sobre el césped, usar una mezcla de detergente y agua.
Una medida ecológica: plantar romero, caléndulas, copetes o ciboulette, repelentes naturales que alejan pulgones y chinches.

Mimar las macetas

Con la primavera, renovarlas. Si la planta es pequeña, eliminar la tierra vieja, poner cascotes o piedras al fondo, un puñado de tierra fertilizada, incorporar delicadamente la planta y completar con el resto de tierra. Regar inmediatamente y una vez por semana, utilizar abono soluble.

Decoracion de Jaredines en EL SALVADOR:

http://www.xochicali.com/

http://www.elsalvador.com/mujer/casayjardin/directorio.asp